La Obediencia Al Llamado de Dios Trae Nueva Vida - Lee Young-Pyo

May 31, 2018

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es;  las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas.” — 2 Corintios 5:17

Crecer en Corea en realidad significaba que no tenía religión. La idea de Dios era un cuento de hadas para mí.  Así que algunos amigos que eran seguidores de Cristo me compartieron su fe.  Pero yo todavía tenía dudas, pero deseaba aprender más, sentía que Dios necesitaba revelarse Él mismo a mí.

Cuando busqué honestamente la verdad a través de leer y de amigos cercanos, me asombré que Dios me mostro que Él existía, y mi corazón cambió para siempre. Lo quería en mi vida. Después de eso empecé a estudiar la biblia y empecé a conocer más y más sobre él.

Ahora todo en mi vida es diferente, aun mis pensamientos. Con angustia mental, yo buscaba respuestas al problema de mi naturaleza pecaminosa y Dios me respondió esas preguntas con la única solución posible — ¡Jesús!

¡Él es quien quita nuestros pecados! Antes de Cristo, luché con miedo y me preocupaba por la muerte. Ahora, entiendo que Jesús murió por mis pecados, y estoy libre de preocupaciones y temor.

Mi vida ha cambiado completamente. Debido a que la gente sabe que soy un creyente, muchos preguntan: “¿Cuánto te ayuda tu creencia en Dios en el fútbol?” Mi respuesta es: “Jugar fútbol es útil para mi confianza en Dios, en lugar de que Dios me ayude a jugar al fútbol”. es lo más importante para mí, no el fútbol. El fútbol es solo una de las muchas formas en que puedo glorificar y servir a mi Señor.

Ganar o perder puede significar todo en el fútbol. Todo lo que puedo hacer es prepararme y jugar lo mejor posible. Y cuando mis esfuerzos son para Él, puedo aceptar los resultados con alegría, porque creo que él tiene el control.

Hay un hombre en la Biblia llamado Mateo, que era recaudador de impuestos y tenía poca apariencia externa de una vida religiosa. Pero Jesús cambió eso. Mientras Mateo estaba trabajando un día, Jesús le gritó: “¡Sígueme!” Así que se levantó y lo siguió (Mateo 9: 9).

La vida de Mateo cambió para siempre cuando fue obediente al llamado de Dios, incluso hasta el punto de recibir un nuevo nombre y una nueva carrera. De Levi, el recaudador de impuestos, se convirtió en Mateo, uno de los 12 discípulos.

¡Lea la historia total y poderosa obediencia de Mateo hacia Dios y conviértase en uno de los principales hacedores de diferencias conocidos por Cristo! Tómese el tiempo para leer el Libro de Mateo.

Para obtener más información sobre la obediencia, lea en el libro llamado Romanos (capítulo 6, versículo 4) y 1 Pedro (capítulo 1, versículo 3).

Escrito por Lee Young-Pyo, defensor de Corea del Sur que jugó para el FC Seúl, PSV Eindhoven, Tottenham Hotspur, Borussia Dortmund, Al-Hilal y Vancouver Whitecaps, además de 127 partidos internacionales con Corea del Sur.

La Obediencia Al Llamado de Dios Trae Nueva Vida - Lee Young-Pyo

May 31, 2018

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es;  las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas.” — 2 Corintios 5:17

Crecer en Corea en realidad significaba que no tenía religión. La idea de Dios era un cuento de hadas para mí.  Así que algunos amigos que eran seguidores de Cristo me compartieron su fe.  Pero yo todavía tenía dudas, pero deseaba aprender más, sentía que Dios necesitaba revelarse Él mismo a mí.

Cuando busqué honestamente la verdad a través de leer y de amigos cercanos, me asombré que Dios me mostro que Él existía, y mi corazón cambió para siempre. Lo quería en mi vida. Después de eso empecé a estudiar la biblia y empecé a conocer más y más sobre él.

Ahora todo en mi vida es diferente, aun mis pensamientos. Con angustia mental, yo buscaba respuestas al problema de mi naturaleza pecaminosa y Dios me respondió esas preguntas con la única solución posible — ¡Jesús!

¡Él es quien quita nuestros pecados! Antes de Cristo, luché con miedo y me preocupaba por la muerte. Ahora, entiendo que Jesús murió por mis pecados, y estoy libre de preocupaciones y temor.

Mi vida ha cambiado completamente. Debido a que la gente sabe que soy un creyente, muchos preguntan: "¿Cuánto te ayuda tu creencia en Dios en el fútbol?" Mi respuesta es: "Jugar fútbol es útil para mi confianza en Dios, en lugar de que Dios me ayude a jugar al fútbol". es lo más importante para mí, no el fútbol. El fútbol es solo una de las muchas formas en que puedo glorificar y servir a mi Señor.

Ganar o perder puede significar todo en el fútbol. Todo lo que puedo hacer es prepararme y jugar lo mejor posible. Y cuando mis esfuerzos son para Él, puedo aceptar los resultados con alegría, porque creo que él tiene el control.

Hay un hombre en la Biblia llamado Mateo, que era recaudador de impuestos y tenía poca apariencia externa de una vida religiosa. Pero Jesús cambió eso. Mientras Mateo estaba trabajando un día, Jesús le gritó: "¡Sígueme!" Así que se levantó y lo siguió (Mateo 9: 9).

La vida de Mateo cambió para siempre cuando fue obediente al llamado de Dios, incluso hasta el punto de recibir un nuevo nombre y una nueva carrera. De Levi, el recaudador de impuestos, se convirtió en Mateo, uno de los 12 discípulos.

¡Lea la historia total y poderosa obediencia de Mateo hacia Dios y conviértase en uno de los principales hacedores de diferencias conocidos por Cristo! Tómese el tiempo para leer el Libro de Mateo.

Para obtener más información sobre la obediencia, lea en el libro llamado Romanos (capítulo 6, versículo 4) y 1 Pedro (capítulo 1, versículo 3).

Escrito por Lee Young-Pyo, defensor de Corea del Sur que jugó para el FC Seúl, PSV Eindhoven, Tottenham Hotspur, Borussia Dortmund, Al-Hilal y Vancouver Whitecaps, además de 127 partidos internacionales con Corea del Sur.